Las 10 mejores pautas en caso de que hayas perdido a un ser querido recientemente

  1. Hablar, comunicar nuestro dolor a amigos, familiares o terapeutas.
  2. Respetar el propio dolor, darse tiempo y no actuar como si nada hubiese sucedido.
  3. No aislarse socialmente.
  4. Buscar ayuda de profesionales (a veces una consulta informativa para "normalizar" lo que se está sintiendo).
  5. Respetarse entre los afectados la manera que cada uno va a tener de expresar el dolor, no todos lo expresamos de la misma forma, eso no quiere decirse que duela más o menos.
  6. Planificarse el día a día, una vez pasada la etapa de shock, pequeñas metas u objetivos que supongan implicación personal, pero que no un gran esfuerzo para poder conseguirlos, principalmente al principio.
  7. Alimentarse correcta y equilibradamente con o sin ganas de ello.
  8. Practicar algún tipo de ejercicio o actividad física de manera regular.
  9. Rodearte al máximo de personas que te quieran.
  10. Interiorizar la idea de que el dolor asociado al duelo es pasajero y que si ponemos de nuestra parte pasará.

Las 10 conductas a evitar en caso de ayudar a alguien en proceso de duelo

  1. Inhibir la expresión de sentimientos y obligar a la persona/s que han sufrido la pérdida a comportarse de una manera determinada.
  2. Salir huyendo ante la mínima expresión de sentimientos dolorosos.
  3. Decirle a la persona que ha sufrido la pérdida lo que tiene que hacer, sin darnos cuenta que el dolor que cada uno siente es propio y no es comparable con el que nosotros sentimos.
  4. El decir "llámame si me necesitas", puesto que cuando uno se siente mal normalmente no suele llamar, hemos de estar ahí sin que nos lo digan. A veces simplemente acompañando, no hay que decir nada más.
  5. Decir "el tiempo lo cura todo", las experiencias alegres hacen que el tiempo se pase mucho más deprisa, ahora el tiempo que trascurre con dolor, corre mucho más despacio.
  6. Querer que la persona supere rápidamente el dolor. Cada cual tiene su proceso y este no se puede alterar. Además que el proceso de elaboración del duelo lleva su tiempo y es necesario.
  7. Dejar de llamar y de ayudar a la persona en duelo, puesto que éste es largo y a veces parece, incluso que retrocede. El duelo tiene momentos de avance rápido y ver que uno se siente mejor, pero también, con una fecha señalada o algún acontecimiento se vuelve a reabrir la herida de la pérdida. Eso si, con el tiempo la intensidad es menor.
  8. Rechazar ayuda de grupos que hayan pasado por situaciones similares. Las personas que han pasado por situaciones similares, son de gran ayuda, con un dirigente terapéutico, para ayudar a las personas que están elaborando un duelo.
  9. Tratar a la persona que ha sufrido la pérdida como inútil o incapaz de tomar sus propias decisiones; es decir, sobreprotegerla.
  10. Decirle al afectado que con el tiempo llegará a olvidar lo sucedido; con el tiempo se aprende a vivir con ello pero olvidar nunca se olvida.

Las 10 mejores pautas en caso de que te hayas separado de tu pareja recientemente

  1. Hablar, comunicar nuestro dolor a amigos, familiares o terapeutas.
  2. Consultar a un psicólogo antes, durante o después de una ruptura permite elaborar adecuadamente esta vivencia así como estar mejor preparado para una nueva relación de pareja.
  3. Intercalar los momentos de pena y dolor con otros de actividad placentera.
  4. Rodearte al máximo de personas que te quieran.
  5. No modificar en exceso los hábitos de sueño y alimentación.
  6. Practicar algún tipo de ejercicio o actividad física.
  7. Es un buen momento para retomar relaciones sociales del pasado.
  8. Interiorizar la idea de que una ruptura supone un dolor emocional que irá remitiendo con el tiempo.
  9. Interiorizar la idea de que una ruptura también implica elementos positivos.
  10. Pensar en el futuro como un espacio lleno de posibilidades.