Los 3 principales estilos de apego que determinan el tipo de relación de pareja en la edad adulta por Psicólogos Bilbao.

18.08.2011

El estilo de apego que las personas aprendemos en la infancia es el que vamos a practicar en la edad adulta. Los principales estilos de apego que predicen las relaciones de pareja en el futuro son:

1- Apego seguro. El más deseable de todos. El niño se siente querido por sus padres y recibe de ellos frecuentes muestras de amor. Los niños seguros no se inquietan si su madre se ausenta; no experimentan ansiedad porque están seguros de que volverá. La relación amorosa en la edad adulta resultará cálida y armoniosa.

2- Apego ansioso. La relación padres-hijos es ambivalente; a veces cariñosa y a veces fría. El niño vive en desconcierto; se siente querido o ignorado sin previsión. La relación amorosa en la edad adulta estará caracterizada por la inseguridad y la ansiedad. Las relaciones de codependencia emocional suelen darse en personas que han vivido este tipo de apego. Son personas que no son felices en sus relaciones de pareja pero no se atreven a zanjar la relación debido precisamente a la ansiedad de separación que les provoca imaginar su vida sin la otra persona; aquella que sintieron al alejarse de su madre. Uno se aferra al otro porque necesita salvaguardarse de la ansiedad y la angustia que la separación le supone. No es una relación basada en el amor, es una relación basada en la carencia.

3- Apego evitador. La persona ha vivido en un ambiente familiar frío y distante. En algunas familias directamente no se quiere o se hace de un modo extraño u oculto. La relación amorosa en la edad adulta resultará emocionalmente esquiva. En el fondo estas personas están protegiéndose de un temido rechazo como les sucedió en la infancia.




MÁS EVENTOS »