Psicólogos Bilbao comparte cinco interesantes consejos que pueden ayudarte a descansar ete verano.

10.07.2018

Psicólogos Bilbao comparte cinco interesantes consejos que pueden ayudarte a descansar ete verano.


Son las siguientes:

1- Dejar el trabajo cerrado.
Antes de irnos de vacaciones, es aconsejable dejar el trabajo cerrado y controlado, avisando, por ejemplo, a los compañeros de lo que falta, de dónde está esto o aquello... para así, poder irnos más tranquilos. «No es lo mismo que te vayas con la cabeza en cinco temas pendientes que si has terminado de hacer todo el trabajo, o está controlado».

2- No mirar el correo (o sólo un rato).
Una vez que ya estemos de vacaciones, una regla de oro por excelencia es no mirar el correo del trabajo pero, a veces, es difícil desconectar del todo (la responsabilidad, el tipo de trabajo, etc.). Hay a quien le produce más ansiedad no mirar los correos que mirarlos; por ello, en esos casos, es aconsejable que en vez de mirar el móvil a cada rato, se dedique un tiempo del día a hacerlo, y después tener todo el resto del tiempo para disfrutar sin pensar en nada más que en las vacaciones.

3- Cambiar la rutina.
Es importante que se note que estemos de vacaciones y, por ello, debemos cambiar de rutina por completo lo que supone un reto y un estímulo para el cerebro al cambiar y hacer cosas que no se hacen normalmente.

4- Compartir las vacaciones.
No cabe duda de que compartir con nuestra familia y amigos es una de las cosas más positivas que tienen las vacaciones. Así; cuando estamos con otras personas es tiempo que pasamos mucho más felices que cuando estamos solos. Compartir con otros nos hace sentir muy bien; por esa razón debemos disfrutar del tiempo sin prisas, no ser tan rígidos, mejor tomarse las cosas de forma más relajada y entender que los planes pueden no salir como uno quieren. Es mejor no obsesionarnos con la idea de que las vacaciones deben ser perfectas, porque esto es sinónimo de frustración. Basta que sean descansadas y reparadoras

5- Momento para reflexionar.
Pero además de todo esto, las vacaciones son un momento idóneo para reflexionar sobre nosotros mismos. Las vacaciones son un buen momento para reencontrarse con uno mismo y establecer nuevos objetivos y metas a alcanzar, no sólo laborales, sino principalmente personales.


MÁS EVENTOS »