Psicólogos Bilbao comparte con vosotros algunas reflexiones sobre la ansiedad.

19.11.2013

Psicólogos Bilbao comparte con vosotros algunas reflexiones sobre la ansiedad.

La ansiedad es, en muchos casos, una respuesta normal ante una amenaza, que tiene por objetivo protegernos, como veíamos en el artículo sobre qué es la ansiedad y por qué se produce. Esta respuesta implica diferentes sistema (fisiológico, afectivo, cognitivo y conductual), que se activan de diferente manera según sea la amenaza.

En los trastornos de ansiedad, la amenaza percibida es irreal o exagerada, pero suficiente como para hacer que el sistema se active como si tuviera que protegernos de una terrible amenaza. Así pues, aunque una persona puede desear hablar en público con fluidez, expresar correctamente lo que desea decir y permanecer tranquila, sus sistemas no están obedeciendo a sus deseos, sino a la amenaza que percibe en la situación (la posibilidad de una evaluación negativa por parte de los demás). Cuanto menos efectiva y más incapaz se considere esta persona para afrontar la situación, mayor será la amenaza que percibe y mayor la activación de este sistema de autodefensa que le empuja a evitar la situación temida.

La activación del sistema de ansiedad ante la amenaza percibida (en este caso, el rechazo del grupo) genera una serie de síntomas que le impide funcionar correctamente y eso, a su vez, aumenta la sensación de amenaza.

Los síntomas de ansiedad pueden dividirse en cognitivos, afectivos, conductuales y fisiológicos. Al mismo tiempo, las reacciones pueden ser de tres tipos: movilización, inhibición y desmovilización.

La movilización se produce cuando los sistemas se activan para la acción (huida o lucha). Síntomas de la movilización son: temblar, suspirar, moverse de un lado a otro, evitar la situación, palpitaciones, sudoración o aumento de la presión sanguínea.

La desmovilización es una reacción de colapso que suele ocurrir sobre todo cuando hay una reacción exagerada al ver sangre o heridas, aunque puede ocurrir también en otros casos. Los principales síntomas son debilidad y desmayo debido a hipotensión y reducción de la frecuencia cardiaca.

MÁS EVENTOS »