Psicólogos Bilbao comparte importantes reflexiones sobre la baja autoestima.

23.02.2016

Psicólogos Bilbao comparte importantes reflexiones sobre la baja autoestima.

Las experiencias tempranas de tu infancia forman tus creencias sobre ti mismo. Algunos ejemplos de experiencias que pueden influir negativamente en la autoestima son:

Ausencia de afecto o interés por parte de padres o familiares
Maltrato físico o psicológico por parte de padres o compañeros (bullying)
Pertenecer a un grupo social marginado por la sociedad
Abusos, negligencias y castigos constantes
Ser el que recibe la frustración de otras personas

Por su puesto, una baja autoestima también se puede crear por experiencias tardías en la vida (aunque son menos frecuentes):

Maltrato verbal o psicológico por parte de la pareja
Maltrato laboral
Eventos traumáticos

Las experiencias vitales influyen en las creencias que te has ido formando sobre ti mismo.

Son por tanto esenciales las experiencias de tu niñez, ya que es donde se forma la imagen que tienes de ti mismo y el valor que te das.

En tu infancia no entendías bien qué ocurría ni tenías los recursos personales para hacer frente a esas experiencias negativas que formaron una visión negativa de ti mismo.

Una vez que las creencias negativas y la visión negativa están asentadas, son difíciles de cuestionar.

¿Cómo se mantienen?
Porque tienes un pensamiento sesgado; es decir, aceptas lo que es consistente con tu visión negativa de ti mismo y rechazas lo que no.

Las fuentes de ese pensamiento sesgado (o errado) son:

Percepción: prestas atención a lo que confirma tu visión negativa de ti mismo, en lo que haces mal, e ignoras lo que haces bien y te da valor.
Interpretación: distorsionas la realidad. Puede que la realidad confirme que eres de valor, aunque tú la interpretas de forma que confirma tu visión de que tienes poco valor. Por ejemplo: ganas un concurso y crees que fue por suerte.

Por tanto, la percepción que tienes de ti mismo y las interpretaciones que haces de la realidad y de tu vida son dos cosas fundamentales a cambiar.

Si tienes una autoestima baja puedes mostrar algunas de estas características:

Culpabilidad
Fuerte autocrítica
Falta de satisfacción contigo mismo
Hipersensibilidad a las críticas y sensación de ser atacado
Envidia o resentimiento general
Perfeccionismo
Pesimismo y visión negativa de la vida
Verse como inferior a los demás (complejo de inferioridad)
Excesiva voluntad de agradar y complacer a los demás
Indecisión
Miedo exagerado a fracasar o cometer errores.


MÁS EVENTOS »