Psicólogos Bilbao, expertos psicólogos en terapia de pareja, explica de qué forma cambia la vida la llegada de un hijo.

21.03.2014

Psicólogos Bilbao, expertos psicólogos en terapia de pareja, explica de qué forma cambia la vida la llegada de un hijo.

Para comenzar con lo obvio, usted probablemente no dormirá lo suficiente durante los primeros meses de la vida de su bebé. Al principio, su bebe puede que duerma solamente durante un par de horas a la vez, y cuando su bebe se despierte, usted también lo hará. La consecuente deprivación de sueño puede hacer usted se vuelva irritable y convierta tareas fáciles como el cuidado de la casa y otros quehaceres en tareas difíciles simplemente porque usted tendrá menos energía y no será capaz de concentrarse tan bien como cuando podía descansar.

Usted también se dará cuenta de que tiene menos tiempo para trabajar (bien sea en la casa o en la oficina), menos tiempo para usted, y menos tiempo para su pareja.

Aunque convertirse en padres por primera vez suele ser maravilloso, también hay momentos en los que puede ser muy difícil. Esto puede generar sentimientos de culpabilidad para los padres cuando no disfrutan cada segundo de su nueva paternidad y maternidad. Sin lugar a duda puede ser una situación muy preocupante, por ello, es importante recordar que está bien querer tomar un descanso y hacerlo de vez en cuando.

Un bebé también puede desencadenar una situación inesperada al despertar sorpresivos sentimientos de celos. A veces los nuevos padres se sienten celosos del bebé porque piensan que está tomando demasiado tiempo de su pareja. El papá puede que se sienta como la tercera rueda de la familia. O quizás esté celoso de que él no pasa tanto tiempo con el bebé como la mamá o que no ejerce su función de padre lo suficiente. Estos sentimientos son completamente normales cuando la estructura de una familia cambia de una forma tan drástica.

Las madres tienen sus propios retos a confrontar. El embarazo cambia temporalmente el cuerpo al que habían estado acostumbradas anteriormente, ojeras debido a las noches en las que no han dormido alimentando al bebé pueden hacer sentir a una mujer muy consciente de sí misma o menos atractiva a los ojos de su pareja. Algunas madres también encuentran difícil reconciliar la imagen de madre con la de una mujer sexualmente activa, por ello, pueden disminuir su interés en la intimidad.


MÁS EVENTOS »