Psicólogos Bilbao explica las principales ventajas que supone acudir a una terapia psicológica.

19.11.2012


Psicólogos Bilbao es un gabinete especialmente indicado para aquellas personas que están pasando por condiciones emocionales estresantes, o que simplemente desean aumentar su sensibilidad hacia sí mismas.

En primer lugar, la terapia pretende poner al descubierto o hacer conscientes los sentimientos y las pautas que influyen de modo inconsciente e indeseable al paciente. En segundo lugar, la terapia se orienta a propiciar la liberación de la negatividad acumulada.
Los terapeutas que son realmente profesionales tienen una cualidad en común: aceptan al paciente sin condiciones. La aceptación incondicional puede ser sorprendente y transformadora. Mediante la terapia, el paciente aprende a aceptarse a sí mismo, superando las pautas negativas.

Durante la terapia se ponen al descubierto y se relajan los bloqueos, y el cliente va dándose cuenta de las tendencias que lo autolimitan. Esto ocurre, sobre todo, debido a la
actitud de aceptación del terapeuta. El uso que hace el terapeuta de la aceptación sólo puede comprenderlo y aplicarlo quien haya llegado a dominar la autoaceptación en un nivel profundo; es falso suponer que quien no tenga esa integridad interior pueda proporcionar este tipo de curación a otro.

La aceptación es tan poderosa porque permite al paciente abrirse a los sentimientos. La aceptación no significa la automática aprobación de cualquier hecho, sea un
sentimiento interior, la interacción con otra persona o algo que ocurre en el mundo exterior. Aceptación significa más bien que nos abrimos a la experiencia del acontecimiento. Podemos retener nuestra discriminación intelectual y la preferencia por
que algo sea distinto de cómo se está ahora manifestando; sin embargo, no permitimos que nuestra preferencia interfiera la experiencia. Esto es posible porque la experiencia tiene lugar en el nivel de los sentimientos, no en el del intelecto. Al abrirnos a la total experiencia de algo, en el nivel sensitivo, lo aceptamos.

Las personas que han alcanzado la autoaceptación desarrollan la capacidad para sentir en profundidad, sin resistencias, cualquier cosa que ocurra en su vida interior. La persona que se autoacepta tiene la capacidad de aceptar a otros, de ser abierta a los otros, y de recibir sus energías sin resistencia. La persona que no se autoacepta no puede aceptar a los demás ni ser
abierta a ellos.

Se obtiene un buen resultado de la terapia cuando el cliente deja de necesitar el apoyo del terapeuta, porque puede procurarse ayuda gracias a su propia autoaceptación. El paciente no se ha convertido en un ser humano perfecto, pero ahora es capaz de procurarse atenciones y curación desde su interior.




MÁS EVENTOS »