Psicólogos Bilbao explica cómo la manipulación puede provocar ansiedad y depresión.

08.01.2013


Psicólogos Bilbao explica cómo la manipulación que permitimos a los demás ejercer sobre nosotros puede provocar ansiedad y depresión.

La manipulación consiste en que cualquier mensaje, preferentemente verbal, dirigido a un individuo, por medio del cual se le hace saber que si actúa/ no actúa de determinada manera será censurado, criticado o menospreciado; es decir, los demás le retirarán o disminuirán su aprecio.

Las personas sensibles a la manipulación son personas inseguras, con una historia de castigos verbales y menosprecios frecuentes por parte de sus padres, hermanos y otras personas significativas.

Estas personas buscan el afecto de los demás porque no han conseguido aprender a tenerse afecto a sí mismas; por ello son fácil blanco de manipulación.

Como consecuencia de ello, el individuo manipulado que es plenamente consciente de su falta de decisión para elegir lo que verdaderamente desea o considera justo, se siente mal consigo mismo, reduce progresivamente su autoestima y así, cada vez necesita más y más la estima ajena que espera conseguir tomando aquellas decisiones que le sugieren los manipuladores.
Estos; lejos de apreciarle por ello, le menosprecian y así se repite cíclicamente el proceso una y otra vez. Siempre logrando que el manipulado haga/ diga, no haga/ no diga lo que al manipulador le interesa y vitando que el manipulado haga sus elecciones y sea capaz de sentirse satisfecho y orgulloso de sí, tanto por sus aciertos como por sus errores.




MÁS EVENTOS »