Psicólogos Bilbao explicaen qué consiste el amor a uno mismo; esencial en una potente autoestima.

20.07.2020

Psicólogos Bilbao explicaen qué consiste el amor a uno mismo; esencial en una potente autoestima.

El amor a uno mismo significa que el amor procede del interior, está generado desde dentro. El amor a uno mismo es una condición de la conciencia, una forma de percepción, una actitud, que da como resultado la percepción integrada del mundo.

El arte de amarse a sí mismo comienza por la autoaceptación. Uno empieza a amarse a sí mismo cuando deja de rechazarse y cuando se practica la autoaceptación. Ya no se intentará manipular a las personas ni las posesiones del mundo exterior con objeto de conseguir satisfacción.

La autoaceptación es capaz de poner fin al dolor emocional y de alcanzar el máximo de realización interior. Las relaciones con los demás cambian espectacularmente cuando uno accede al propio amor interior. Hasta entonces no es posible experimentar nada que se aproxime al verdadero amor con otra persona. Incluso si se estamos con otra persona que trata de amarnos, siempre rechazaremos ese amor si no estamos en contacto con nuestro propio amor interior. El amor ajeno no nos alcanzará. El amor debe llegar desde dentro.

El amor se convierte, en primer lugar, en una relación con nosotros mismos. Esto significa ser capaz de vivir con uno mismo e incluso de vivir por uno mismo. Significa encontrar satisfacción en el interior, no en ninguna fuente ni persona exterior.

El amor a otro se convierte en la aceptación incondicional del otro. El amor a otro significa hacer que el otro adopte
verdaderamente una actitud no defensiva porque se le acepta como es. Desaparecen los motivos egoístas y los propósitos ocultos. En un ambiente de total aceptación, el amor penetra en la conciencia. ya no se espera nada ni se hacen comparaciones; ahora se percibe al otro directamente.

Un concepto clave con respecto al amor a sí mismo es estar viviendo en el momento. Ya no se actúa bajo la sensación de buscar una futura satisfacción. La satisfacción procede de estar con lo que se es. El principal placer lo produce la actividad misma, no los resultados finales. La aceptación de las negatividades se convierte en una fuente de satisfacción.
La satisfacción se da en el momento.

MÁS EVENTOS »