Psicólogos Bilbao, gabinete especializado en terapia de adulto y de pareja, explica los principales tipos de neurotransmosores.

16.12.2014

Psicólogos Bilbao, gabinete especializado en terapia de adulto y de pareja, explica los principales tipos de neurotransmosores.

Los neurotransmisores son moléculas generadas por nuestras propias neuronas. Se generan, y corren hacia unos lugares específicos llamados receptores. Después realizan su acción.

Muchos neurotransmisores tienen función hormonal: una hormona es una molécula que se sintetiza en un lugar específico del cuerpo (en el cerebro, en los órganos sexuales, en unas capsulitas que se encuentran en los riñones…) y después corretea por la sangre hasta llegar al lugar en el que tiene que actuar, el órgano llamado “diana”.

Son las siguientes:

1. La adrenalina:
Cuando el organismo se pone en alerta (hay un perro grande a punto de comerte), las glándulas suprarrenales empiezan a secretar adrenalina a mansalva. Hace que aumente la glucosa en la sangre, así los músculos tendrán suficientes reservas para moverse rápido. También aumenta la tensión arterial y hace que el corazón bombee más sangre y más deprisa. Dilata las pupilas para que tengamos mejor visión y así podamos escapar con éxito del chucho hambriento.

2. La insulina:
Mantiene estable la concentración de azúcar en nuestra sangre. Si tenemos poca glucosa tendremos poca energía, y si tenemos demasiada pues el cuerpo se descontrolará, por lo que es importante esta hormona para su regulación.
Cuando hay demasiada glucosa en sangre, el páncreas suelta insulina, y ésta pilla a las glucosillas y las lleva de la mano hasta la célula para que la absorba. Por tanto el nivel en sangre desciende, y la célula aprovecha para obtener su energía.
Cuando una persona es diabética, el problema es que no produce suficiente insulina, por ello debe tener cuidado de no consumir azúcar (puesto que aumentaría todavía más su glucosa en sangre) y debe también suministrarse la hormona mediante inyecciones,y así se mantiene todo en orden.

3. La serotonina:
También es conocida como la hormona del humor, porque influye muchísimo en nuestro estado de ánimo. Se sintetiza en las neuronas, y nos afecta en muchos aspectos de nuestro comportamiento como en el sueño, el apetito, la energía, la actividad sexual…
La serotonina es sintetizada a partir de un aminoácido (un cachito de proteína) llamado triptófano, y éste de nombre raro no es creado por el propio cuerpo, sino que hay que ingerirlo con los alimentos. Tenemos triptófano suficiente en plátanos, chocolate, almendras (por eso soy adicta al chocolate con almendras), en la lechuga, en la leche (por eso un vaso de leche calentita ayuda a dormir mejor…).
La serotonina también depende muy directamente de la cantidad de luz solar que recibamos.

4. La dopamina:
Está relacionada con las sensaciones de placer. ¿Qué pasa cuando te fumas un cigarro, cuando te dan un masaje o tras tener un orgasmo? Que la dopaminaaumenta y eso hace que se experimente sensación de placer y de relax.
Es la gran culpable de las adicciones: tanto de la del tabaco, como la adicción a cualquier otra droga o a cualquier otro comportamiento que nos haga sentir placer. Que tu canción favorita te emociona y te pone los pelos como escarpias, es que te ha aumentado la dopamina.

MÁS EVENTOS »