Psicólogos Bilbao, psicólogos especializados en el proceso de duelo; detalla en qué consiste un duelo normal.

16.07.2020

Psicólogos Bilbao, psicólogos especializados en el proceso de duelo; detalla en qué consiste un duelo normal.

Habitualmente el duelo se refiere al estado de aflicción relacionado con la muerte de un ser querido y que puede presentarse con síntomas característicos de un episodio depresivo mayor. Sin embargo, el término duelo y procesos de duelo puede también aplicarse a aquellos procesos psicológicos y psicosociales que se ponen en marcha ante cualquier tipo de pérdida -la pérdida de un ser querido, los fracasos escolares, las situaciones de abandono: divorcio, separación,
rechazo de los padres; los problemas familiares, los cambios de domicilio, los problemas económicos, la pérdida de empleo, el diagnóstico de una enfermedad grave o invalidante-.

Todos estos factores estresantes pueden originar igualmente reacciones desadaptativas con manifestaciones de índole depresiva y emocional como tristeza, llanto, desesperanza, impotencia, rabia y culpa, además de disfunción importante a nivel social y laboral.
En un sentido más amplio podemos entender el duelo y procesos de duelo como el conjunto de representaciones mentales y conductas vinculadas con una pérdida afectiva.

El duelo no es un trastorno mental aunque el DSM-IV lo clasifica en la categoría diagnóstica de trastornos adicionales que pueden requerir atención clínica, y la CIE 10 clasifica dentro de los trastornos adaptativos, sólo a las reacciones de duelo que se consideren anormales por sus manifestaciones o
contenidos.

El duelo normal se inicia inmediatamente después, o en los meses subsiguientes, a la muerte de un ser querido.

Los signos y síntomas típicos del duelo son:

-tristeza
-recuerdo reiterativo de la persona fallecida
-llanto
-irritabilidad
-insomnio
-dificultad para concentrarse y llevar a cabo las labores cotidianas.

El duelo tiene una duración variable que, normalmente no es superior a seis
meses, sin embargo un duelo normal puede acabar provocando un trastorno
depresivo completo que requiera tratamiento.

Las personas que viven un proceso de duelo normal pocas veces solicitan asistencia psiquiátrica, por lo tanto el médico de atención primaria no debe recomendar de manera rutinaria que la persona en duelo consulte con un psiquiatra; sin embargo, debe estar preparado para ayudar a las personas en
duelo que soliciten su ayuda y sobre todo para reconocer cuándo la evolución de un duelo no es la normal, y requiera una intervención más cuidadosa. Es importante tener en cuenta la relación entre procesos de duelo y la psicopatología.

Los duelos insuficientemente elaborados pueden dar lugar a la aparición de psicopatología, así como un trastorno mental establecido puede suponer dificultades en la elaboración de un trabajo de duelo.

MÁS EVENTOS »