Psicólogos Bilbao, psicólogos especializados en terapia de adulto, detalla ocho importantes consejos para disfrutar del trabajo y vivirlo sin estrés.

12.04.2018

Psicólogos Bilbao, psicólogos especializados en terapia de adulto, detalla ocho importantes consejos para disfrutar del trabajo y vivirlo sin estrés.

1- Agradecer y felicitar a los compañeros su esfuerzo, sus méritos y logros es fácil, gratis y tiene efectos casi mágicos en el bienestar.

2- Centrarse en el presente, aprender a gestionar las prioridades. Ayuda tener el escritorio ordenado y hacer pausas cortas, pero frecuentes.

3- Dejar de quejarnos. Sentimos un bienestar inmediato cuando nos quejamos, ya que se activan las mismas partes del cerebro que cuando se consume una droga o se hace el amor. Pero, a la larga, lo único que se consigue es dependencia de ese alivio y que cada vez busquemos la queja con más frecuencia.

4- Cultivar el optimismo. Está demostrado que las personas optimistas son más felices y más productivas. Entrenar nuestro cerebro para que aprenda a ver el vaso medio lleno no es tan diferente a entrenar el cuerpo. Ejercicios: empieza cada reunión con una buena noticia y todas las noches piensa en tres cosas que te hayan provocado felicidad o satisfacción.

5- Desaprender un hábito e iniciar uno nuevo al principio nos costará, pero con entrenamiento todo el mundo logra ejercitar nuevas conductas. ¿Y qué conviene desaprender? Todos aquellos comportamientos que son ladrones de felicidad: darle espacio a pensamientos negativos de forma reiterada, ser adicto a emociones tóxicas (la ira, el victimismo….); querer complacer a todo el mundo, quejarnos…

6- Despedir el perfeccionismo. Empecemos por desterrar la creencia de que hacer varias cosas a la vez nos hará sentir mejor. De hecho, nos hace más improductivos, satura la mente y eleva los niveles de estrés y ansiedad. Los perfeccionistas magnifican sus errores e ignoran sus aciertos y se machacan con un autodiálogo exigente y autodestructivo.

7- Establecer límites. La frontera entre lo personal y lo profesional es porosa. Tanto, que más de dos tercios de los trabajadores consultan su correo electrónico profesional durante, por ejemplo, sus vacaciones. Conscientes de ello, algunas empresas han instaurado el derecho a la desconexión y ponen sus servidores “en espera” por la noche y los fines de semana. Pero no olvidemos nuestra propia responsabilidad: no mandes correos fuera del horario laboral.

8- Aprender a decir "No". Si no sabes, acabarás cargando con muchas más tareas de las que puedas resolver y esto genera estrés y enfados.

MÁS EVENTOS »