Psicólogos Bilbao quiere compartir con vosotros los doce principales consejos para tratar a un ser querido aquejado del Trastorno Límite de Personalidad (TLP).

11.06.2012

Psicólogos Bilbao trabaja terapeúticamente con personas que padecen TLP (Trastorno límite de la Personalidad).

El TLP es uno de los 10 diferentes trastornos de personalidad (TP) y suele aparecer mezclado con rasgos de los otros TP. Si hay dudas en el diagnóstico el primer paso es acudir a profesionales especializados que puedan afinar en el mismo.

Es básico que te informes lo antes posible de las características de este trastorno y busques ayuda para ti también.

La psicoeducación de los familiares es esencial. Es muy útil disponer de información actualizada y transmitida por parte de un profesional especializado en TLP para evitar:

• Caer en el catastrofismo y la incertidumbre cuando se sabe el diagnóstico.

• Actuar de forma impulsiva buscando soluciones rápidas a cualquier coste.

• Dar palos de ciego a la hora de buscar terapeutas o lugares de tratamiento.

Si tienes un familiar, pareja o una persona a la que quieres con un diagnóstico de TLP, es conveniente que sigas los siguientes doce consejos:

1- aceptar a la persona que padece el trastorno; es decir, no dividir a la persona en dos (la que desearíamos, cuando “está bien” y la que a veces es, cuando “está mal”) y aceptarla como un todo con los aspectos que nos gustan y los que no.

2- No invalidarla consciente o inconscientemente, pasando por alto sus necesidades reales y la validez de su forma de sentir, actuar y pensar aunque no sea la nuestra.

3- No verla como “un problema” sino como una persona con un trastorno mental severo.

4- No actuar con ella movidos más por sentimientos como miedo, pena u odio más que por empatía.

5- Obsérvate a ti mismo para tomar conciencia de cómo te está afectando a ti y a tu vida la convivencia con el TLP; y si es necesario, no dudes en buscar ayuda profesional para ti si crees que puedes tener depresión o ansiedad a nivel clínico, si estás teniendo conductas más impulsivas, agresivas o evitativas de lo habitual, si han aumentado de forma importante algunos síntomas como insomnio, cefaleas, molestias gástricas...

6- Detecta si puedes estar manteniendo conductas no adaptativas de la persona con TLP sin ser consciente de ello.

7- Protégete y no te quemes demasiado rápido si quieres poder seguir estando al lado de la persona querida que tiene TLP.

8- No caigas en la codependencia y no descuides al resto de personas de la familia que también pueden necesitarte.

9- Envía al TLP el mensaje de que él no es el único que tiene que hacer cambios sino que también el entorno familiar tiene que mejorar. Esto le supone un alivio y validación.

10- No juzgues ni compares con otras personas a un TLP.

11- No le digas cómo debe actuar o sentirse.

12- No consideres sus reacciones exageradas o inadecuadas.



MÁS EVENTOS »