Psicólogos Bilbao; gabinete psicológico especializado en el proceso de duelo, terapia de pareja e individual, propone importantes y sencillos consejos para mejorar la concentración.

05.03.2018

Psicólogos Bilbao; gabinete psicológico especializado en el proceso de duelo, terapia de pareja e individual, propone importantes y sencillos consejos para mejorar la concentración.


La falta de concentración puede ser molesta y causar diversos problemas en nuestro día a día. Es por ello que entrenarla resulta muy aconsejable. Algunos maneras de dificultar la falta de concentración o incluso fortalecer esta habilidad son las siguientes.

1. Practica ejercicio físico

La práctica habitual de ejercicio y deporte contribuye en gran medida a mejorar la capacidad de concentrarse, además de quemar energía y permitir que se liberen endorfinas que nos harán sentirnos mejor.

2. Duerme lo suficiente

Ya hemos indicado antes que el cansancio es uno de los factores que provoca falta de concentración en nuestros quehaceres. Es necesario que durmamos y descansemos suficientemente como para poder recuperar nuestra energía y recursos.

3. Desconecta

Vinculado al punto anterior, encontramos la necesidad de desconectar puntualmente de nuestros deberes, nuestro trabajo o estudios. Es necesario tener algo de tiempo para uno mismo, sin estar siempre absorbido por una misma tarea. Si no desconectamos nos acabaremos agotando, durmamos o no.

4. No te rodees de distractores

El móvil, el ordenador, la televisión, la gente hablando alrededor… Si tenemos mucha capacidad de concentración tal vez no nos molesten, pero la mayoría de la gente verá como su atención es captada por este tipo de distractores. Aunque no suenen, su presencia permite derivar la atención.

5. Busca encontrar motivación en aquello que haces

Establecerse metas que realmente nos motiven y vincularlas a lo que se está haciendo facilita mantener la concentración. Si lo que estamos haciendo no nos motiva, podemos intentar darle un sentido vinculándolo a nuestro día a día o establecerlo como un paso necesario para alcanzar dicha meta.

6. Practica meditación

La meditación se ha mostrado efectiva en la estimulación de la capacidad atencional, además de ser una práctica que permite relajarnos y visualizar las cosas de una manera más objetiva.


7. Una cosa a la vez

Ocuparnos de varias cosas dificulta mantener la atención en una y lleva a la falta de concentración. Organizarse y dedicarse a una única tarea facilita mantener el foco en lo que hacemos.

8. El dónde es importante

Llevar a cabo cada acción en un contexto que la facilita es de gran ayuda. Estudiar en la cama, por ejemplo, hace que sea más fácil dormirte haciendo algo (y a su vez, que cuando toca dormir nos resulte más complicado hacerlo) mientras que trabajar en un escritorio facilita trabajar con un ordenador, escribir o leer. Las condiciones de luz y sonido también son importantes.

9. Lee y escribe

Leer y escribir son acciones que, aunque una vez hemos aprendido nos pueden parecer sencillos, suelen requerir elevadas dosis de concentración. Especialmente si lo hacemos a mano. Además, estructurar un discurso para expresar lo que queramos expresar nos fuerza a centrarnos en buscar una manera de hacerlo.

10. Crea un planning

Una forma de fortalecer la concentración, así como la capacidad de disciplina, es la de elaborar un planning que tenga en cuenta lo que vamos a hacer. En este planning debemos incorporar no solo lo que tenemos que hacer, sino también periodos de descanso. Ahora bien, es importante que el planning sea realista pues de lo contrario puede generar desmotivación.



MÁS EVENTOS »